El Transporte de Maggie y Thor

El Transporte de Maggie y Thor

Virginia y Pedro nos eligieron para transportar a sus dos gatitos Maggie y Thor a su nueva casa.

Con el año nuevo, también empezaban una nueva vida en Jaén con sus dos gatos y necesitaban un transporte desde Santander, su anterior residencia.

Contactaron con nosotros para pedirnos información. Estaban preocupados porque los gatos nunca habían viajado,  además Thor es bastante miedoso y querían saber cómo lo hacíamos.

Cada Transporte es único .Diseñamos un viaje a su medida

Les explicamos las opciones: Podrían viajar en una ruta con otros animales o bien hacer un viaje en exclusiva. Decidieron  que sus gatos viajaran solos, sin ningún otro animal que los estresara.

Durante las semanas anteriores al viaje, estuvimos en contacto con ellos, siempre disponibles para aclarar cualquier duda que tuvieran. Unos días antes,  Virginia nos preguntó si podría viajar también con nosotros ya que Pedro salía el día anterior con el camión de la mudanza para tenerlo todo listo a su llegada.

Adaptamos nuestros vehículos a las necesidades de cada Transporte

Para Maggie y Thor adaptamos 2 jaulas grandes, donde cabían sus transportines con la puerta abierta y los areneros.

Aunque Virginia estaba un poco nerviosa, lo hizo todo muy bien. Lo tenía todo preparado cuando fuimos a recogerla a las 8 de la mañana. No teníamos prisa, le daríamos todo el tiempo necesario para subir a los gatos sin estrés.

Cuando Maggie y Thor estuvieron acomodados, iniciamos nuestro viaje.

El transporte más cómodo y amable

Más que un transporte, fue un viaje de placer. Virginia,  médico de anatomía patológica, nos contó el motivo de su mudanza tan lejos de su casa en Cantabria. Tenía muchos proyectos e ilusiones puestos en su nuevo trabajo en el hospital de Jaén. También nos dijo que su anterior gato se llamaba Odín. Por eso cuando fueron a adoptar otro gatito y vieron que se llamaba Thor, les pareció que era el destino.

Previamente les habíamos informado sobre el proceso del viaje y salió todo según lo previsto.

Paramos un par de veces para tomar un café y comer un bocadillo. Y de paso comprobar cómo  iban los gatos.

En Jaén nos esperaba Pedro, el marido de Virginia y en 5 minutos los gatos estaban ya instalados en su nueva casita y nos despedimos de todos ellos. Misión cumplida

Al día siguiente Virginia nos envió una foto y un mensaje muy cariñoso: “ha sido un milagro conoceros. Thor y Maggie están estupendamente gracias a vosotros.”

¿Necesitas una ruta específica? contacta con nosotros mediante este formulario:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
× Contacta
Ir al contenido